A día de hoy la disfunción eréctil no hay que tratarla como una enfermedad grave ni como un tema tabu, gracias a los avances a día de hoy contamos con una gran cantidad de tratamientos, medicamentos y alternativas para combatir la impotencia masculina. En este artículo vamos a repasar los tratamientos más comunes para poder tratar y dar remedio a una disfunción eréctil o impotencia masculina.
Aún siendo un tema que quizá a usted le cueste tratar, no dude consultar con su médico de cabecera o especializado ya que como comentamos, la disfunción eréctil a día de hoy es un tema muy común que tratan a diario los médicos, los cuales están al corriente de todos los tratamientos o medicamentos destinados a tratar la impotencia masculina, además ya que una disfunción eréctil puede ser causada por varios factores, lo mejor es siempre consultar con nuestro médico, este descartará las distintas causas y le prescribirá el mejor tratamiento o medicamento.

Las causas como decíamos pueden ser varias, así que repasaremos algunos factores que pueden influir y dar paso a que suframos una disfunción eréctil o problemas de erección.

La causa más común suele ser por un bajo riego sanguíneo o por problemas con la circulación, al contrario de lo que se suele pensar, no es la edad la que afecta y da paso a una impotencia masculina, es una mala circulación, ya que nuestro pene necesita de un buen flujo para poder llegar a tener una erección o bien mantenerla.

Otra de las causas suele ser por problemas de nervios, ya que si estamos pasando una mala etapa en nuestra vida, estamos sometidos a mucha presión o bien estamos bajo un estado de ansiedad, puede que nuestra impotencia se deba a todos estos estados que desequilibran nuestro cuerpo en general. También podemos tener problemas hormonales los cuales se solucionan bajo un tratamiento hormonal.

En caso de otros problemas contamos también con tratamientos en los que se emplea cirugía o bien prótesis las cuales ayudarán a que podamos tener una erección o mantenerla durante un tiempo.

También puede darse el caso de que el hombre no tenga o no consiga la motivación necesaria, o no se concentre durante la relaciones sexuales, y no esté atento y se note que no presta demasiada atención al sexo.

Una de las cosas que hay que tener en cuenta ante los problemas de erección es que el hombre puede que se sienta indefenso, ya que siente que no atrae sexualmente a su pareja y nota indiferencia por parte de la pareja.